Tu estado mental determina tu realidad

Atraemos lo que somos. Dónde llevas tu atención y pensamiento, ahí se dirigen tus energías y tus emociones. Por eso es sumamente importante preparar tu interior. Tu estado determina tu realidad y tu futuro.